En el artículo precedente hemos visto cuales son los 5 elementos de una estrategia, ósea aquellas 5 características que deben estar presentes en cualquier método de trading. Si falta 1 de los 5 elementos, no se puede llamar estrategia y se vuelve un simple clic al azar, en este caso tanto vale lanzar los dados o “seguir la intuición”.

En este artículo, damos un paso adelante y describimos las 4 virtudes cardinales de cada estrategia. Pues sí, nos faltaban los 5 elementos fundamentales: son necesarios, pero no son suficientes, Hay otro paso que debemos hacer para entender si una estrategia funciona o no.

Antes de comentarlas en detalle las enumeraremos, así empezaremos a conocerlas.

  1. Claridad
  2. Univocidad
  3. Integridad
  4. Verificabilidad

1 CLARIDAD

Para empezar, una estrategia debe ser clara, simple y comprensible. De no ser así habrá que parar la estrategia antes de comenzar, es justo por esto por lo que nos referimos al concepto de evidencia.

Aquí tenemos un ejemplo de estrategia clara y evidente: “Compra cuando supere el máximo de la vela precedente”

superación máximo relativo

(atención, este es un ejemplo intencionadamente simple, en realidad como hemos visto en el artículo precedente esta no es una estrategia completa, porque solo describe los elementos fundamentales 1 y 2, ósea cuando y donde entrar, mientras faltan stop, target y size, pero nos sirve como ejemplo)

La regla es matemática: P(2) > Max(1), ósea la señal empieza cuando el precio se encuentra en la vela 2 superando el máximo de la vela 1. No hay dudas ni posibilidad de error. Se puede hasta colocar una orden pending recién haya cerrado la vela.

¿Quieres un ejemplo de una estrategia que no sea clara? Ahí va: “Compra en la superación del máximo de la vela anterior con el volúmen en aumento”.

¿Cuál es el límite que define volumen en aumento? ¿Cuándo son mayores del 50% de la vela anterior? O ¿Es suficiente el 10%? Y si estamos en un horario de cambios reducidos es porque es la hora de comer, ¿Tiene aún sentido medir el incremento de los volúmenes? Ha hecho falta introducir una condición cualitativa (Volúmenes en aumento) en vez de cuantitativa y la regla se enreda por sí sola.

En la imagen siguiente el incremento de los volúmenes es muy evidente sea en valor absoluto que en valor relativo, pero en otros casos podríamos tener situaciones de incertidumbre.

estrategia de  trading

La segunda regla, aunque parecida a la anterior, no es clara. Para volverla clara, debería ser expresada de manera cuantitativa y bien definida, por ejemplo:  “Volúmenes en aumento del 10% respecto la vela anterior”. Mejor aún si se agrega una condición del estilo “Volúmenes no inferiores a la media de las últimas 10 velas”.

Conclusión: una regla debe ser siempre expresada de manera cuantitativa y medible.

2 UNIVOCIDAD

Esta es una característica un poco más sutil, y se podría confundir con la primera. Para saber qué entendemos por univocidad, haremos unos ejemplos para describir su parte opuesta, ósea ‘ambigüedad.

Ejemplo: en un trend alcista, cerrar las posiciones long a la violación del último mínimo relativo.

En el gráfico siguiente, no es fácil establecer si el mínimo relativo es A o B, no hay suficientes velas a su derecha para establecer si se puede usar como referencia de un nuevo mínimo relativo. En este caso, la formulación del concepto mínimo relativo es ambigua, porque no define cuales son las condiciones que caracterizan la formación de un nuevo mínimo relativo, dejando un área de incertidumbre.

estrategia de  trading

Para hacer unívoca la misma regla, se debería especificar que el mínimo relativo se actualiza cuando hay como mínimo 3 velas con mínimos superiores a derecha y a izquierda.

3 INTEGRIDAD

Creamos enseguida una premisa importante, a propósito, la tercera cualidad: esta es importante, pero podría ser no necesaria, ósea en algunos casos se podría cerrar un ojo si no es respetada. Me refiero al hecho de que la estrategia sea capaz de describir todos los escenarios de mercado, y sea capaz de dar una respuesta (SI/NO) en cada condición.

Lo explicamos enseguida con un ejemplo.

Supongamos de tener una operación Long que está ya en ganancia y de establecer un trailing stop para la protección de la posición. La regla “cierra la operación cuando el precio toca el Supertrend (10,3)” es clara, unívoca y exhaustiva. Cada cierre de vela se actualiza el cálculo del indicador y vemos enseguida adaptarse al nuevo nivel de inversión del trend, que funciona de stop loss.

estrategia de  trading

¿Hasta aquí todo claro? Bien, entonces mostraremos un ejemplo donde se complican las cosas.

Supongamos que se establece una orden de entrada a favor del trend después un pullback correctivo, usando los niveles de Fibonacci. Por ejemplo, después un swing alcista, la regla podría ser “al cierre de la vela siguiente al máximo de lo swing, entrada Long al 38% con stop loss en 50%”.

Aparentemente es una regla clara (los nivele se trazan en el gráfico sin posibilidad de error) y unívoca. Sin embargo, podemos encontrarnos en condiciones en que con esta regla no sabemos que hacer. Por ejemplo, ¿Como nos portamos si la vela con que se forma el máximo cierra ya por debajo del 38%? ¿Esperamos todavía el close de la siguiente o entramos enseguida a mercado? Y ¿Si la vela siguiente al máximo de swing se pasa del 50%? ¿Anulamos la señal?

estrategia de  trading

Aunque si la regla se expresa de manera clara y medible, hay situaciones gráficas que no pertenecen a las condiciones establecidas, entonces no tenemos nada que nos indique sobre las acciones que se han de cumplir. En este caso, la mejor es no hacer nada, porque la regla no es aplicable en estas condiciones.

En este caso, la estrategia no se desecha, pero su aplicación se reduce y de todos modos revela una formula incompleta porque no tiene en cuenta algunos posibles escenarios.

4 VERIFICABILIDAD

En fin, cualquier estrategia debe ser verificable en datos pasados, para evaluar qué resultado ha generado, sea como serie histórica o simulaciones posteriores.

Sabemos bien que los resultados del pasado no dan alguna garantía sobre el futuro, porque el mercado es en continuo cambio y no se repite nunca de una manera idéntica, de momento el pasado es la única base de datos que tenemos a disposición para hacer simulaciones, pero es un buen punto de partida. Seguramente, si una estrategia nos ha sido familiar en el pasado, no perderemos tiempo a probarla en los mercados reales, ¿correcto?

Hay unas condiciones, pero una estrategia no es verificable a posteriores, o sólo lo es de manera parcial. Puede pasar cuando los datos históricos son insuficientes o no están disponibles.

Este es el caso de estrategias en time frame muy cortos, por ejemplo, gráficos al tick o en 1 minuto. La mayoría de las plataformas contiene un database limitado como número de velas, por lo cual no nos permite ir más atrás del pasado. Supongamos que tenemos un límite de 200 velas: en un gráfico Daily corresponden a 4 años, por lo cual un intervalo de tiempo bastante amplio, pero si se trata de un gráfico M1 son poco más de 3 horas, y las tres horas anteriores o posteriores podrían ser completamente diferentes.

Otro ejemplo es lo de los datos sobre la distribución de los volúmenes (Volume profile). Estos datos se modifican cada tick y no es posible reconstruir la forma del volume profile en un cierto momento del pasado. Incluso, el histograma del VP acumulado diariamente es disponible solo para una serie limitada de días anteriores.

estrategia de  trading

Supongamos que tenemos a nuestra disposición una cantidad de datos suficientemente detallada y profunda en términos temporales. Con este punto podemos proceder con el análisis de 3 formas:

  • análisis visual del gráfico
  • análisis de los valores OHCL en Excel
  • análisis automatizado

El primer sistema es el más simple e inmediato y constituye también un óptimo entrenamiento para reconocer pattern y condiciones operativas de manera discrecional.

El segundo sistema es más eficiente que el primero, pero introduce algunos elementos de complejidad. La primera cosa que hay que hacer es exportar los datos históricos desde la plataforma e importarlos en una hoja de cálculo, luego hace falta traducir las condiciones operativas en fórmulas recursivas y en conexiones lógicas. Esto se traduce en un trabajo algo exigente, que a menudo desalienta a los traders que tienen poca familiaridad con Excel.

Todavía, la hoja de cálculo ofrece un óptimo soporte porque a través de las tablas pivot permite obtener datos agregados y estadísticas, que con el simple análisis visual no son ni imaginables. Han pasados más de 30 años desde el nacimiento de las primeras hojas de cálculo, y sin embargo aún hoy Excel es un instrumento de trabajo insustituible, también en el ámbito del trading.

El tercer sistema está vinculado a las funciones de backtest y de simulación disponibles en algunas plataformas de trading, por ejemplo, Metatrader, TradeStation, ProRealTime. Según la plataforma, la modalidad de trading simulada es más o menos compleja: a veces es suficiente “juguetear” en el gráfico, otras veces la programación orientada a objetos, otras veces ocurre conocer un lenguaje propio.

Las ventajas de esta tercera modalidad es que los report de performance generados desde las plataformas son muy detallados, Además los códigos usados para la simulación son a menudo útiles para construir expert advisors para usar como generadores de señales operativas, o para establecer una operatividad automatizada.

PARÁMETROS DE PERFORMANCE

Si una estrategia es verificable en el pasado, somos capaces de reconstruir las operaciones que hubiera generado en un cierto intervalo de tiempo en un mercado. Con este punto, aún no somos capaces de valorar la bondad de la estrategia, porque los parámetros de performance son numerosos y hace falta saber qué buscar y cual importancia dar a cada uno de ellos.

CONCLUSIÓN

A veces nos enamoramos de una estrategia porque “nos gusta” o solo porque la hemos aprendido de una fuente auténtica. Se debería invertir el tiempo en testear y evaluar antes de entrar a mercado, acordándonos de verificar que sean respetados los 5 puntos cardinales y las 4 cualidades principales.

Lo sé, es más divertido entrar enseguida a mercado y testar un método en los gráficos en tiempo real, pero si no hay un terreno sólido bajo los pies te arriesga de hundirse repentinamente. Detrás de un trader profesional a menudo se esconde un trabajo minucioso y escrupuloso de un buen analista, en el sentido de analista técnico, no del psicoanalista 😉

Deja un comentario